Abierta convocatoria a empresarios del sistema moda para participar de Épica 2017
4 abril, 2017
Se lleva el ‘made in Rihanna’
12 abril, 2017

Más empleo, inversión y prendas de marquilla colombiana para turistas de playas de cuatro continentes es lo que traerá para el país y, particularmente, para Antioquia, la unión de Maaji, empresa forjada en Medellín, con la australiana Seafolly, una de las firmas de vestido de baño más reconocidas en el mercado global.


La integración fue anunciada simultáneamente desde Singapur, Colombia y Australia la noche del lunes y operarán bajo la sombrilla del brazo asiático de L’Catterton. Se trata de un fondo global con inversiones de 14 mil millones de dólares en más de 150 empresas enfocadas en consumo, incluida la cadena de gimnasios Bodytech. Uno de sus socios es la multinacional francesa de moda y perfumería LVMH, fruto de la fusión de las reconocidas firmas Moët Hennessy y Louis Vuitton.

La unión de Maaji y Seafolly da paso a una operación combinada que facturará 150 millones de dólares y se convierte en la primera plataforma global por ingresos en moda para el estilo de vida de playa, explicó ayer en entrevista con EL COLOMBIANO, el gerente de la compañía antioqueña, Miguel Piedrahíta.

“Las cifras del negocio son confidenciales, pero buscamos que ambas marcas tengan ventas anuales de 500 millones de dólares dentro de 5 años (…). Apenas estamos cerrando plan de negocios conjunto, pero las inversiones superarían los 20 millones de dólares en los próximos 12 meses”, precisó el ejecutivo.

Hubo tres ingredientes definitivos para que Maaji diera este salto global: transformar una propuesta de adquisición en solo ceder el control accionario, a cambio de mayor crecimiento y expansión, como también lo hizo antes Seafolly.

También pesó la complementariedad de portafolios y mercados de ambas compañías, una colombiana más fuerte en las Américas, y una australiana con más penetración en Europa.

Y la tercera la planteó en un comunicado Ravi Thakran, presidente de L’Catterton Asia: “las sinergias que se pueden tener en expansión geográfica, desarrollo comercial y cadenas de abastecimiento”.

Nacer con visión global

Maaji fue creada en 2003 por las hermanas emprendedoras Amalia y Manuela Sierra. Desde su centro de operaciones y logística, en la Zona Franca de Rionegro, envía sus colecciones a 54 países, todas hechas con insumos, materiales y confección ciento por ciento colombianos. Así es que la marca, por ejemplo, se ven en playas de Nueva Caledonia (Oceanía), Líbano (Medio Oriente) y Estados Unidos, este último mercado genera más de la mitad de ingresos.

La producción anual, contratada con talleres de terceros, asciende a 700 mil unidades en cinco categorías, que van desde vestidos de baño y ropa deportiva hasta accesorios. Con todo, se generan hoy 200 empleos directos y mil más indirectos.

Además tiene cuatro tiendas en Colombia y ocho franquicias en México, Costa Rica, República Dominicana y Perú. Este año se abrirán cuatro más, dos en el país. Sumado a más tecnología para acercarse a la consumidora final y profundizar el comercio electrónico, las inversiones ascienden a un millón de dólares en 2017.

“Seafolly tiene su producción concentrada en la región de Australasia, pero con una cadena de abastecimiento más global, no se descarta que Colombia sea destino para producir, por la ubicación geográfica y la alta calidad de la confección”, agregó Piedrahíta, al aclarar Maaji mantendrá su producción nacional.

Hasta ahora, la meta da la compañía era duplicar al año 2020 sus ingresos y flujo de caja (Ebitda). Pero con la alianza, eso se dará más rápido, pues la meta conjunta con Seafolly es una tasa de crecimiento de 20 % anual de los ingresos en dólares.

“Esta alianza confirma que hay empresas nacionales de clase mundial con capacidad de hablar de tú a tu con líderes mundiales como Seafolly y se confirma que Colombia está en el radar de inversiones de grandes fondos con experiencia en temas de moda”, puntualizó Carlos Eduardo Botero, presidente del Instituto para la Exportación y la Moda (Inexmoda).

Fuente: elcolombiano.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *