Google anuncia junto a Levi’s el precio de su chaqueta inteligente
13 marzo, 2017
Davidowicz hace volar el rojo y el negro en la Moda de Sao Paulo
15 marzo, 2017

El Instituto Hohenstein mostrará en Techtextil un nuevo test, que medirá la capacidad de biodegradación de los textiles, que es un factor clave para la sostenibilidad del sector.


13.03.2017.- El Instituto Hohenstein mostrará en Techtextil un nuevo test, que medirá la capacidad de biodegradación de los textiles, que es un factor clave para la sostenibilidad del sector, pero que no depende solo de la materia prima y de su proceso de manufactura, sino también del destino de la materia prima al final de la vida útil de un artículo textil.

Hohenstein está desarrollando para ello un agente de acabado repelente del agua y de la suciedad, que puede constituir una buena alternativa a los procesos hidrofóbicos que usan productos químicos fluocarbonados. Su objetivo es funcionalizar artículos textiles de una forma estable, barata y sostenible, usando proteínas de hongos producidas con técnicas biotecnológicas como sustituto a los hidrocarbonos fluorinados que son potencialmente peligrosos para las personas y para el medio ambiente.

A lo largo y ancho del sector textil está creciendo el interés por gestionar responsablemente el uso de productos químicos. A través del sistema Öko-Tex de certificaciones sobre la sostenibilidad, Hohenstein ya venía proporcionando a las empresas soluciones para optimizar su gestión química para responder a estos requisitos.

El Instituto Hohenstein también presentará en Techtextil unas vendas termoeléctricas refescantes para el tratamiento ambulante de heridas y tratamientos post-operatorios.

Instituto Hohenstein, Techtextil, textiles, biodegradación, Öko-Tex, antropometría, sujetadores

ESTUDIO ERGONÓMICO DE HOHENSTEIN SOBRE LOS SUJETADORES

Probablemente también informará acerca de un nuevo sistema para que las copas de los sujetadores sean más adecuadas que hasta ahora a la forma y al volumen del pecho de cada consumidora, ayudando a solucionar así los problemas ergonómicos que siempre ha generado la producción y comercialización de sujetadores, debido a la multiplicidad de medidas de la mujer.

Los interrogantes que deseaba resolver eran sobre todo los siguientes:

  • ¿Qué parámetros del cuerpo femenino afectan al tamaño de la copa?
  • ¿Qué procedimiento es necesario para determinar de forma fiable y precisa el volumen del pecho?
  • ¿Cómo se puede asignar cada talla teniendo en cuenta el volumen del pecho?

La investigación ha dado como resultado una tabla con datos acerca del volumen del pecho y otra tabla para actualizar las medidas actuales usadas en el mercado. Además, ha creado unos modelos virtuales en 3D con los patrones básicos, que servirán para el diseño y el fitting de las prendas. Los resultados también muestran hasta qué punto el éxito del márketing de las prendas depende del producto y de su mercado objetivo. Nunca podrá haber una solución standard que resulte adecuada para todas las circunstancias.

Todo este material servirá para que los fabricantes puedan mejorar la caída de los productos, reducir su coste de desarrollo y ayudar a las consumidoras a encontrar la talla adecuada.

El Instituto Hohenstein dispone ya de un documento que resume todos los hallazgos del estudio, que puede enviar a las empresas interesadas, que son fabricantes de ropa interior y exterior, de artículos ortopédicos, etc. Describe sus resultados y los principios para el desarrollo de los sujetadores. Indirectamente, ayuda también a las consumidoras, que podrán disponer en el comercio de sujetadores mejor adaptados a la forma de su cuerpo, evitando a largo plazo problemas habitauales como la irritación cutánea, dolores musculares en hombros y espalda, etc.

Diferentes estudios alemanes e internacionales sugieren que por lo menos la mitad de las mujeres usan sujetadores que no les corresponden y que a menudo no logran encontrar en el comercio los que les irían bien. Esto ocurre sobre todo porque el actual sistema de tallas no permite determinar el tamaño de copa de acuerdo con el volumen del pecho. El problema subyacente es que la actual talla de la copa viene determinada por la diferencia entre la circunferencia del cuerpo sobre el pecho y debajo de él. Esta medida, sin embargo, no indica realmente ni la forma ni el tamaño del busto. Una de sus consecuencias es que las tallas de las diferentes marcas varían bastante entre sí, lo cual produce una enorme inseguridad a la hora de comprar un sujetador.

Fuente: pinkermoda.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *