¡Aprovecha nuestra promo del 30% de descuento!
20 febrero, 2018
Desde el 7 de marzo, pico y placa se extiende a seis dígitos
6 marzo, 2018

Los habitantes de Medellín ya pueden cambiar envases plásticos usados por beneficios económicos en ocho puntos estratégicos de la ciudad. La iniciativa de premiar el reciclaje fue propuesta por Postobón y desarrollada por la empresa Kaptar.

En el Valle de Aburrá, según los estudios realizados por Kaptar, un proyecto de Effiteco creado para premiar las buenas acciones como el reciclaje, se generan al día 3.000 toneladas de residuos. 

De esa cantidad, se estima que el 12 % corresponde a envases de plástico, lo que en recursos económicos corresponde a cerca de 300 millones de pesos que terminan desperdiciados y convertidos en contaminación ambiental. 

Así, la iniciativa busca reemplazar el modelo de producción lineal, en el que los residuos terminan en un relleno sanitario, por un sistema de beneficios que permita interrumpir el ciclo justo cuando una botella de plástico se convierte en basura y daña el medio ambiente. 

El proyecto, que funcionará por dos años, en principio, está determinado por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Además de haber reducido la cantidad de material de los envases plásticos, la organización busca desarrollar iniciativas que fomenten el reciclaje en Medellín y en otras ciudades del país. 

La inversión para la puesta en marcha del proyecto fue de 183 millones de pesos y se espera involucrar a más de 25.000 ciudadanos del Valle de Aburrá. 

Para lograrlo, Kaptar diseñó una máquina inteligente que recibe los envases y recarga en puntos el valor que la persona haya aportado.  Luego los puntos pueden redimirse en energía, en minutos de llamadas, en restaurantes, en trayectos del metro, incluso en días de spa. 

Los envases se recolectan en la Terminal de Transporte del Norte, en el paseo Junín, en el complejo Ruta N, en los centros comerciales Santafé, Puerta del Norte, Aventura y Unicentro, en la Corporación Universitaria Lasallista y en un punto que aún está por confirmar.

Al mes, se espera que las máquinas reciban 48.000 visitas. “Tenemos una meta de recolección de 10 toneladas al mes”, agregó Villamil.

Para Falla, el problema con el reciclaje es la falta de motivación que reciben los ciudadanos, por eso el proyecto entregará incentivos representados en marcas que hacen parte del sistema.

Fuente: eltiempo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *