Diseñan una línea de ropa que se adapta al cuerpo de los niños mientras crecen
15 agosto, 2017
Detalles para regalar en Amor y Amistad
12 septiembre, 2017

El próximo viernes 1 de septiembre de 2017 entrará en operación una máquina que cambia botellas por saldo en la Tarjeta Cívica.

Se trata de un proyecto piloto que el Metro de Medellín pondrá en operación en la estación Universidad y que luego se sumará a los 800 puntos de recarga que están habilitados en la parte externa del sistema Metro.

Felipe Restrepo, uno de los accionistas la compañía, explica en qué consiste la máquina y cómo operará.

¿De dónde sale la máquina?

Se trata de una reverse vending machine (RVM) diseñada y construida en Medellín por Ciclo, una empresa que nació como proyecto de grado de dos ingenieros de la Escuela de Ingeniería de Antioquia. Hoy somos cinco los ingenieros (dos mecatrónicos y tres administradores) que construimos máquinas creadas con sistemas diferentes a lo que había en el mercado.

La empresa ya ha ganado premios como el concurso de Capital Semilla y la competencia internacional TIC Américas.

¿Cómo funciona el sistema?

La máquina recibe envases y los cambia por saldo que se ve reflejado de manera inmediata en la Tarjeta Cívica, o sea, no hay que esperar hasta el otro día.

La máquina no tiene un límite por transacción, no por usuario ni por día. Es decir, en cada transacción el usuario puede cambiar desde una botella -vidrio, plástico, lata- que le dará 50 pesos de saldo, hasta los 2.000 pesos que vale un tiquete y que son más o menos 40 botellas.

Ese tope se va a ampliar hasta 5.000 pesos que son más o menos 110 botellas.

¿Hay un límite de tamaño para las botellas?

Sí. Recibe hasta botellas Pet de 3 litros. El beneficio (saldo) también puede ser mayor según el tamaño de la botella.

¿Qué tiene que hacer el usuario?

Él simplemente llega a la máquina, introduce su Tarjeta Cívica, luego las botellas, y finalmente la máquina le da la opción de cambiar las botellas por el saldo o donarlas. Si las dona, van a la empresa y si las cambia por saldo, la máquina le dice cuánto saldo ganó y cuánto le queda (si es que tenía más en la Tarjeta).

¿Hay alguna condición para que la máquina acepte o rechace las botellas?

Las botellas las recibimos como sea: con etiqueta, con tapa, sin tapa. Pero sí tiene que conservar la forma del envase: que no esté muy arrugada y que no tenga contenido. No tienen que estar lavadas completamente, pero sí estar sin contenido.

¿Qué pasa con esas botellas después?

Son comercializadas. A futuro tenemos un plan que también involucra a una cooperativa de recicladores.

 

Fuente: El Colombiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *